No has llegado a tiempo.

Pero bueno, eso no quiere decir que ya esté todo el pescado vendido…

Presta atención porque te acabo de enviar el primer correo. En él encontrarás todo lo que te he prometido. 

Y si por casualidad no lo ves…


  • Echa un vistazo a la carpeta promociones, spam o correo no deseado. Muchas veces este primer correo acaba aquí, no sé muy bien por qué. Si lo encuentras por aquí, simplemente arrástralo a la bandeja de entrada.

  • Añade la dirección alejandro@alearanda.com a tu lista de contactos. Esto es útil para que los correos lleguen a la carpeta principal y no acaben perdidos entre los anuncios de MediaMarkt y la publi de Netflix.

  • Vete al buscador y busca la misma dirección que te escribo arriba o busca el correo cuyo emisor sea «Alejandro Aranda».